MANDARINAS de PAPEL

“Siguiendo el rastro de un antiguo tesoro maya, dos jóvenes arqueólogos de Barcelona sobrevuelan el nacarado cielo de las selvas de Yucatán. Una gran aventura sobre el miedo a la pérdida y la intensidad del primer amor” Leer más »

NUBES DE AZAFRÁN

“Sobrevivir en la intensa taiga siberiana puede ser muy difícil si tus motivos no te acompañan. Trepidante acción en la vieja Rusia con interesantes giros inesperados” Leer más »

FRASES QUE HACEN NIDOS

¿Qué tienen en común un aviador acrobático, un anticuario francés y un friki de la informática? Colección de relatos breves que despertarán en ti el amor por los libros. Leer más »

MANUEL JULIÁN

Autor de novelas intimistas y relatos que conviven con diferentes géneros: novela de aventuras e histórica, romántica y de acción así como pequeñas dosis de ciencia ficción. Leer más »

PUBLICACIONES

“Mandarinas de papel”, “Nubes de azafrán” “Frases que hacen nidos” PRÓXIMAS PUBLICACIONES: “Concierto para oboe”, “Cuentos bajo la almohada, “Nuestros únicos silencios” Leer más »

 

Category Archives: Relatos breves

La presentación del libro FRASES QUE HACEN NIDOS

Éxito de afluencia el pasado viernes 15 de abril de 2016 durante la presentación del autor sitgetá Manuel Julián y su tercera obra: “Frases que hacen nidos”, un recopilatorio de algunos de sus relatos breves y que desea despertar en los lectores el amor por los libros.

El evento se celebró en Malvasía de Llibres de Espalter 20 de Sitges y al acto acudieron otros escritores, locutores de radio, miembros de grupo Mediática, representantes de ediciones Dédalo y muchos asiduos lectores de Manuel Julián, así como nuevos interesados.

Tras unas palabras de introducción a cargo de la editorial; argumentó el peso del estilo narrativo, contenido de la obra y pequeñas anécdotas Rosa Pardina Clar, una de las primeras conocedoras de su obra. A continuación se cedió la palabra a Francesc Espuny quien habló del autor tras el libro. Se explicó el origen del título, algunas referencias sobre los personajes, los próximos proyectos literarios y la importancia del hábito de la lectura.

La obra ha tenido una afectuosa aceptación y ya se habla de ella en las redes.

Los libros del mismo autor: “Mandarinas de papel” “Nubes de azafrán” “Frases que hacen nidos” continuarán estando disponibles en Malvasía de Llibres y a través del servicio online de ediciones DéDALO..

Finalmente se amenizó la velada con un fondo musical de los años sesenta, refrescado por cavas Talino y unas deliciosas galletas con la portada del libro, elaboradas siguiendo una antigua receta de EUA por la repostera Laurie Baughman de Laurie’s Goodies.

FRASES QUE HACEN NIDOS from Manuel Julián García on Vimeo.

20160412_185712

Malvasía de Llibres. La última librería de Sitges.

20160412_184739

Presentación del libro: FRASES QUE HACEN NIDOS

 

CARTEL 1 BR

No podemos impedir que un pájaro se pose en nuestra cabeza, pero sí que haga un nido. Muchas veces nuestros pensamientos son como aves de paso que nunca debieron quedarse.

Quizá lo has pensado alguna vez: desearías que te gustara leer, pero todavía no has encontrado el libro apropiado, uno que despierte en ti el amor por la lectura.

¿Qué tienen en común un aviador acrobático, un anticuario francés y un friki de la informática? FRASES QUE HACEN NIDOS no es solo una historia, el libro te ofrece 16 relatos que puedes leer de principio a fin en un solo trayecto de transporte público o mientras aguardas tu turno en la sala de espera. Personajes y sucesos que transcurren en diferentes épocas y que abarca una considerable multitud de géneros: aventura, ficción, romántico, histórico, acción, suspense, novela intimista…

Un lenguaje bien escogido, gran riqueza de vocabulario. Ambientes y descripciones que te transportarán a lugares remotos y situaciones impensables, todo ello con una cuidada y depurada narrativa, tras una gran labor de investigación.

Cada título comienza con una frase que es el nexo que vincula cada historia y concluye con una reflexión meditada.

Si buscabas una obra singular que te pudiera iniciar en el increíble mundo de la literatura, ya la has encontrado.

Libros a la venta en Malvasía de Llibres. Espalter 20 de Sitges

Disponible online en www.tiendamediatica.com o por teléfono a Ediciones DéDALO Tel: 933 120 162 o vía email a la dirección: agmediatica@gmail.com

Esta primavera viene cargada de buenas intenciones y una de ellas es la lectura. ¿Podría despertar en tí  el gusto por leer y abrazar los buenos libros?.

12726924_604595163031975_992261934_n

Te esperamos el viernes 15 de abril en Sitges.

Librería MALVASÍA DE LLIBRES

Fragmento de poesía

 

Amor que te aprietas y encojes

en el volátil rincón.

Indeciso colegial que manchó los libros

con tu nombre descorazonado.

Quiero llevar una flor tejida

de esperanzas y desolados llantos

al altar de esos ojos que ya no me miran.

Amor que te acabas

sin poder hoy apoyar el rostro

sobre los pupitres, ni sobre tu pecho.

Sintiendo el mismo compás de mis silencios

y tu respiración.

Amor que te fuiste precipitado,

creías que aquí no habías dejado nada,

te llevaste mi vida.

Y de esta materia abandonada

que tan pronto olvidaste,

de estas manos sin movimiento,

he reconstruido,

de la oscura voz del desaliento

el largo y tempestuoso temblor

de amar también tu olvido.

 

 

 Manuel Julián

 “Excavación de una mirada”    29 abril 1985

 

 

 

Poesías de hace 20 años

 

“Excavación de una mirada”

                             Manuel Julián 1984

 

 

Podría parecer un título extraño, pero no lo era entonces. La vida en ocasiones ni siquiera dedica algo de tiempo a mirarte y como un arqueólogo que busca el gran hallazgo, nos pasamos la mayor parte de nuestra existencia buscando esa recompensa a nuestros anhelos y esperanzas, una mirada.

La mirada de la vida convierte cualquier momento en una sonrisa, pero también evoca los ansiados ojos de la persona amada.

Ese es, o podría ser un instante imperecedero de electrizante complicidad. De saber sin decir, de reconocer en los gestos lo que las palabras aún no han pronunciado.

 “Excavación de una mirada” es un antes de la poesía, un reflejo cristalino sobre el papel de los sueños, el sonido de la escritura flotando en una nube de frases y esperanzas.

Excavar siempre entraña el esfuerzo de no conformarse con simplemente arañar la superficie, porque todos somos una insondable incógnita a la espera de ser descubierta.

La poesía es el vínculo para derramar sobre el papel lo que sentimos al recibir la mirada de la vida, la mirada del amor.

Misión BLACK LEAF

Capítulo 3

11

    Черный лист

Misión BLACK LEAF

 

“Las cosas que más tememos, ya nos han ocurrido en la vida”

Robin Williams. Actor

                                             El pesado buque Ristna había dejado atrás un denso rastro de petróleo quemado. A lo lejos todavía podía verse el antiguo puerto de Kronstadt cubierto por una gruesa placa de hielo, los amarres oxidados y desérticos se fundían sobre un fondo sepia de arena y nieve, de humo en las chimeneas y gaviotas hambrientas y ateridas de frio.

Levinenko, se había asomado a la cubierta para encender otro cigarrillo de papirosa, un tabaco considerado el más alto en nicotina del mundo, pero no le importaba que cada calada pudiera acortar algún minuto su miserable vida. Siempre supo cual era la diferencia entre vivir y existir. Él además ni siquiera existía, solo era un agente con un número que únicamente aparecía en su tórrido cerebro como un atisbo de identidad agonizante, un número para recordarle quién era y a qué se dedicaba. Nadie lo vinculaba a nada; sin familia, sin amigos, sin creencias, sin una dirección ni un pasado, ni algo que pudiera considerarse suyo.

La guerra fría había acabado hace años pero él era todavía un subproducto residual del K.G.B, un dinosaurio atrapado en un extraño tiempo lleno de contradictorias filosofías sobre la libertad y otras ciegas aspiraciones.

Levinenko había pasado cincuenta y cuatro años de su vida soportándose así mismo, a él y a sus manías; la manera de colocar cualquier conjunto de cosas sobre una mesa, la elección del arma en cada misión, la disposición de la ropa antes de desplazarse, los obsesivos y minúsculos detalles, la repetición de cada instrucción hasta quedar indeleblemente grabada con hierro de marcar en su frente, todo ello era como una asfixiante rutina. Esa mañana al mirarse ante el espejo del camarote solo había visto una imagen que le recordaba a alguien, a alguien como él. La vida había pasado delante de sus ojos como un soplo y ahora se encontraba en su último halo, su última misión al servicio de la amada ex Unión Soviética. Ahora se sentía de nuevo como si se encontrara en tierra de nadie, siempre de un lado para otro; hoteles y menús de carretera tan tristes como saber que cuando por fin regresas, no habrá nadie esperándote.

Fábula de la liebre que nunca quiso ser hormiga

3

Fábula de la liebre que nunca quiso ser hormiga

         “La gran diferencia entre la gente no está entre ricos y pobres o entre buenos y malos.
Sino entre los que supieron amar intensamente y los que jamás lo lograron porque no conocieron el amor.”
        Dulce pájaro de juventud (1962)   Novela:Tennessee Williams
Guión: Richard Brooks

                                                                            Cerró la puerta y con ello, dejó atrás muchas otras cosas, algo parecido a los malos recuerdos. Si tuviera que decir por qué se iba, si tuviera que ser absolutamente sincero hablaría de ella y de cómo le abandonó en el peor momento. Desde entonces Román se había convertido en alguien distinto, más desconfiado y suspicaz, asfixiado en su propia rutina.

  Las calles húmedas y encharcadas reflejaban el paso decidido de un joven madrugador, se diría que sabía hacia dónde iba aunque lo cierto es que no era así, su prisa solo era por alejarse. Un camionero lo recogió de camino a Glorias, después se detuvo el matrimonio Mérimée, dos afables ancianos en dirección a Montlieu. Esa noche dormiría en su saco acolchado bajo un firmamento tintineante de remotas estrellas; casi tan remotas como sus sueños. Recostado sobre una almohada de ropa y abrazado a las frases que dejó en un buzón antes de irse, una nota que decía:

  “Las nubes derramaban sus lágrimas sobre un terciopelo de arena. Todo lo que el cielo hizo durante ese día fue susurrar tu nombre y obligarme a mirar hacia arriba con la esperanza de encontrarte.

Supe dese el primer momento que sería así, en silencio. Que tu imagen se diluiría en el atardecer de los tiempos y que yo no podría olvidarte.

Las estrellas parecen pequeñas pero solo están lejos, mis recuerdos de ti se alejan de mi vida de lo que soy ahora en los despojos de tu ausencia inevitable.

Y a pesar de todo, a pesar de ello, volvería aquí, volvería a coger tu mano por última vez y mientras tanto solo puedo escuchar esta música que derrite mi angustia en trazos de tinta sobre el papel”.

 

Besos de azúcar glacé

 

                                 Las lluvias habían dejado un ambiente fresco y agradable para pasear. Durante el mes de noviembre, el aire olía a castañas asadas, palomitas y las crujientes hojas de otoño revoloteando por el suelo de las ramblas. Un grupo de familias con niños salían del cine Bosque después de ver una alegre película de dibujos animados y Climent pensó que sería bonito tener una familia, una con niños y una mujer que te amara y que te esperara impaciente después de todo un día de trabajo. Era algo así como un sueño, la utopía sobre lo que consideraba una vida mejor, mejor que la suya. A decir verdad, su trabajo de reponedor en un gran supermercado, no era nada creativo y aunque había tenido  algunos escarceos amorosos con algunas compañeras de trabajo, estas le habían abandonado por aburrido.

Sí, Climent era un aburrido, le aburrían su trabajo, sus libros, su coche modelo 85, sus sellos y películas de documentales. Su vida era aburrida y enseguida trasmitía a los demás esa sensación de la que todos huían como la peste. Por eso se había inscrito en el curso de repostería de Lolita Cacao i Café, y es allí hacia donde se dirigía en esos momentos. Había visto por Internet las maravillosas galletas decoradas con azúcar y confeti, los pasteles de tres pisos y las cupcakes de chocolate salpicado de almendra y se dio cuenta de que aquello no solo era creativo sino que él mismo no sabía ni siquiera hacer un bizcocho. Cuando el inspector del gas revisaba su cocina, siempre le decía lo mismo: —Parece nueva.  Y es que, era nueva, porque después de tantos años viviendo solo, continuaba comprando comida rápida que calentaba en el microondas.

Las terrazas de la Rambla de la Pau estaban llenas del goloso y humeante chocolate con melindros de Lolita. Climent miró a aquellas personas, parecían alegres con sus reconfortantes tazas en las manos. Justo delante de las mesas se encontraba el Lolita Cacao i Café. Se detuvo a contemplar la cuidada decoración de la puerta y pensó que era mejor volver a casa, enfundarse en las zapatillas y fundir las pilas del mando a distancia del televisor, pero incluso esto tampoco le satisfaría y sería peor porque ni siquiera lo habría intentado. Sus dudas lo llevaban a la deriva de un mar tempestuoso que era su propia y tediosa vida y fue entonces cuando reparó en la pizarra con el contenido de los cursos:

LolitArt

El curso comenzará esta tarde con la creación de la primera Tarta Fondant y unos maravillosos Cupcakes Vintage para los que aplicaremos la receta Red Velvet.

A las 20:00, durante el descanso, Lolita abrirá su espacio de intercambio de sabores. No te pierdas la degustación de Le Chocolat belge, presentado por la gourmet Vanesa.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...