Entrevista

 

JOAN VALERA, Sitges, 46 años, fotógrafo profesional desde finales de los noventa, apasionado por la imagen, enamorado del retrato y el lenguaje de los silencios.

La primera vez que le vi servía gin-tonics en el jardín del Subur Maritim y ya entonces sabía transmitir su entusiasmo por las cosas que hacía.

                 

Ha pasado mucho tiempo, pero en esencia su entusiasmo permanece intacto y esto se refleja en sus nuevos proyectos creativos. Hoy nos hemos reunido con el fotógrafo Joan Valera en el centro gastronómico COOLINARY.

Joan Valera es el fotógrafo de los grandes eventos, de la alta gastronomía y de la marca de proyección personal. Joan es una persona carismática y afable, con una gran visión artística y de tendencias que cumple excelentemente con las exigencias plásticas actuales.

Joan nos ha abierto la puerta de su taller ubicado en Coolinary y ofrecido una visita guiada por el centro  lúdico-gastronómico.  Hoy queremos conocer mejor al fotógrafo y su obra:

¿Quién hay detrás de la cámara?

Hay un artista Sitgetano, de mediana edad ilusionado como el primer día, y a quien le mueve la pasión por la fotografía hasta convertirla en una manera de vivir y de sentir. Llevo más de 20 años como fotógrafo profesional dedicado a diferentes ámbitos de la fotografía.

¿Cómo comenzaste en la fotografía?

Pues equivocándome mucho, como cualquiera que empieza algo y solo sabes lo básico. Soy autodidacta y me gusta motivarme y aprender contemplado mi entorno. Desde pequeño me motivaba la fotografía pero no fue hasta los 23 años cuando empecé a interesarme y a quererme dedicar profesionalmente pasando por varias fases y etapas.

¿Cómo ves la fotografía actual?

Cuesta convencer a un posible cliente para que no mire mi trabajo como un gran gasto, sino como una inversión una oportunidad para promocionar e impulsar sus productos, su imagen o espacio.

Quizás está infravalorada por tanta fotografía realizada con dispositivos Smartphone.  Hoy en día los móviles tienen mucha calidad y no imaginemos dentro de 10 años. El profesional siempre será un profesional y un móvil siempre será un móvil. La foto está en la mente creativa de cada uno y no en una cámara o dispositivo. Da igual qué herramienta utilices si el resultado es bueno. En realidad, esto es lo que cuenta y si emociona,  todavía mejor. La diferencia entre un profesional y un usuario, no se centra en cuestión de conocimientos o habilidades, porque todos tenemos la actitud y eso lo que realmente importa.

¿Dónde buscas la inspiración?

La puedo encontrar en cualquier lugar o situación, solo necesitas ver y sentir con ojos de fotógrafo. Puedes encontrar la inspiración en la belleza o en la mugre porque todo lo que me rodea es un motivo para inspirarme. Pero si hay una manera en la que también encuentro la inspiración es cuando estoy trabajando, ya que me gusta improvisar.

La improvisación es un estilo de vida, jajaja. Soy imprógrafo.

Me gusta fotografiar en blanco y negro. Perderme para quizás encontrar un nuevo camino por el que nunca había pasado y que me ofrezca una fotografía inesperada. Viajar a un lugar donde no hablen mi idioma para poder comunicarme con la mirada que tanto nos motiva a los fotógrafos.

Fotografiar lo inesperado y lo sorprendente de la vida.

“Una gota de agua que se desliza por una botella. El humo de un plato recién cocinado. Los ojos de una mujer con ocho meses de embarazo. La manta marina de la orilla del mar. Tomates frescos en verano. El viento seco y el olor a uva de un atardecer en el Priorat. La mirada silenciosa. Los caminos profundos de una cara que ha vivido muchos años. Unos labios a punto de besar. La fuerza de un abrazo. Las piedras de tu destino y el camino marcado. Un Si quiero y quiero para siempre como los de antes. Un dedo que señala. Un imposible de lo imposible. Formentera en noviembre. La voluntad del ser humano. Lo inesperado a través de la magia de las personas. Fotografiar con los ojos cerrados escuchando. Fotografiar el olor más rico del mundo. Un atardecer en Sitges”…

Joan Valera

 

Para ti la fotografía es casi como poesía, ¿Qué elementos captan la atención de tu cámara?

Todo lo que me motiva y me hace sentir que soy fotógrafo. Actualmente realizo fotografía publicitaria en gastronomía, producto, interiorismo, social y retrato.

A parte del Food y las Bodas, también incluyo fotografía de interiores y espacios, eCommerce, fotografía publicitaria de producto, retrato de marca personal para redes sociales, retrato por encargo, lifestyle y venta de imágenes en diversos formatos y materiales.

Cada encargo es un reto y una motivación para crecer como persona y profesionalmente.
Me encanta aprender cosas nuevas cada día a través de mi trabajo.

¿Cuales son tus obras  más destacados últimamente?

Creo que el de las estrellas Michelin ya que he invertido mucho tiempo y mucho esfuerzo en todos los sentidos. Durante un tiempo he visitado a los mejores cocineros de este país para realizar un reportaje de un día en su vida cotidiana del día a día en los fogones. Es un trabajo que me ha abierto puertas dentro de la fotografías de gastronomía y me ha dado prestigio como fotógrafo.

¿Trabajas solo o con otros colaboradores?

Siempre son necesarios y trabajo con colaborados. Retocadores de imagen, diseñadores, estilistas de alimentos, dirección de arte, estilistas de ambientación, decoradores, maquilladoras. Un buen trabajo se hace en equipo y entendimiento. El merito es de todos.

¿Que le proporciona Sitges a tus fotografías?

Sitges tiene algo especial, algo que es mágico, su luz y sus rincones. Se podría decir que todo Sitges es un plató exterior. Mires donde mires hay una bonita localización para el motivo de una fotografía, ya sea publicitaria o un retrato.

¿Dónde está tu estudió?

Aquí, en Coolinary Market. Un espacio de ocio y gastronomía situado en la Rambla del Garraf. En la Vilanoveta de Sant pere de Ribes. También estoy contemplando la posibilidad de tener estudio en Barcelona para estar más cerca de mis clientes. De esta manera puedo tener dos espacios que siempre es mejor.

¿Por qué Coolinary?

Cololinary es un lugar idóneo para la fotografía de gastronomía, una especialización fotográfica dentro mis servicios como fotógrafo. A demás de disponer de un taller cocina para trabajar con más comodidad. Coolinary me aporta motivación para seguir creciendo como profesional, todo ello en un entorno agradable, de equipo de jóvenes emprendedores, rodeado de iniciativas y creaciones gastronómicas.


Joan Valera es una fuente de inspiración y las imágenes capturadas por su cámara pura poesía. Ha sido un verdadero placer visitar el entorno creativo del autor y charlar con él de nuevo.

by Manuel Julián.

Joan Valera Web Site

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...