Éramos de una época en la que la mayoría de las familias no podían contratar los servicios de una niñera, pero si alguna vez hubiésemos tenido una, nos habría gustado que se pareciera a Emma Thompson en Nanny McPhee and the Big Bang, una adorable historia protagonizada y escrita por Emma hace casi diez años, e inspirada en unos antiguos cuentos sobre una niñera que conseguía domesticar a unos niños muy traviesos.

La cinta nos dejó una reflexión moral que se resumía en 5 lecciones:

        • Lección 1. Dejar de pelear
        • Lección 2. Compartir con gusto
        • Lección 3. Ayudarse entre sí
        • Lección 4. Ser valiente
        • Lección 5. Tener fe

Para tratarse de una disparatada comedia familiar con algunos tintes de drama, la propia página de críticas Rotten Tomatoes (Tomates podridos) famosa por su lenguaje ácido e incisivo sobre trabajos considerados nefastos, habló con cierta admiración del guión de Emma Thompson.

La película obtuvo un 77% de comentarios positivos, llegando a la siguiente conclusión: «Segundo trabajo de Emma Thompson con el personaje de Nanny McPhee que realmente mejora la primera entrega, una comedia familiar llena de encanto y con un reparto excelente.

La Banda Sonora estuvo dirigida por la genial maestría de James Newton Howard.

Una de las frases más famosas de la película es:

“Cuando me necesitéis aunque no me queráis estaré aquí, pero cuando me queráis pero ya no me necesitéis, entonces me marcharé.” 

Este tipo de películas que tanto recuerda el estilo de Mary Poppins nos plantea un tema sencillamente crucial, ¿seguirán necesitando hoy los más pequeños una niñera? ¿O esa figura ha sido sustituida por los chats del teléfono móvil, los videojuegos y otras aplicaciones informáticas? Los niños se están olvidando de lo que se siente al dejar volar su imaginación y viajar hasta remotos lugares casi impensables y vivir aventuras increíbles como las que encontramos en las páginas de los libros o de los guiones de Emma Thompson.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...