No me había planteado antes la posibilidad de escribir cuentos por encargo. Cuentos personalizados en los que los niños son protagonistas o se sienten identificados con el personaje, porque en realidad el personaje son ellos mismos o esta inspirado en sus propias vidas.

Los padres me facilitan toda clase de detalles: sus gustos y preferencias, sus inquietudes, el ambiente, colegio, hábitos, etc,  detalles irrelevantes pero que pueden ser esenciales en una historia como esta. Después intentaremos que el relato entrañe alguna pequeña lección o moraleja, algo que ayude al joven a captar en esencia los que nos enseña, o trata de enseñarnos la vida. Los padres siempre filtran algún tipo de orientación sobre algo en lo que podrían mejorar o algún temor que vencer.

Después de esto se mantiene informado a los padres del desarrollo y avance de la historia, además de la maquetación, ilustración e impresión y encuadernación del cuento que se entrega completo y acabado con una pequeña dedicatoria de los padres para el niño o niña que lo recibe. En definitiva, hablamos de un regalo personalizado en el que la familia colabora activamente y el receptor del regalo puede guardarlo como un entrañable recuerdo de su infancia.

La encuadernación se realiza en:

Art Bonaire, de Sitges

Hasta ahora y después de escribir muchos relatos breves en el compilatorio: «Frases que hacen Nidos», se han completado los primeros tres cuentos:

  • Emily y Tsispi
  • El escudero de Flandes
  • Cloe, verde hoja

 

 

Conclusión del autor

                                        Todos los niños y niñas del mundo recuerdan un cuento cuando ya son adultos, uno entre todos los demás. Quizá fue porque se lo regaló alguien muy especial, o quizá por sus personajes, la historia o los dibujos.

Este cuento no pretende escalar una cima tan alta como para encontrarse entre uno de ellos, pero si alguna de sus frases o instantes se parecieron a algo que ya habías vivido antes, deseo que sepas que no fue por casualidad.

Alguien que te quiere mucho me susurró al oído, algunos pequeños secretos de tu mundo: el color de tus lápices, tu canción preferida o lo que una vez te puso triste.

Así es que, este cuento es sobre ti. Sobre cosas que reconocerás como tuyas y tan próximas que pensarás que alguien te estuvo observando a través de un agujerito en el cartón de un inmenso decorado que es tu vida.

Y sabes una cosa…cada vez que leas o que tus padres lean para ti las frases de estas páginas, algo fantástico ocurrirá en tu mente y hará que con tu inagotable creatividad  puedas respirar y tocar el maravilloso mundo de los lugares imaginados. Lugares  de los que alguna vez tu mente se alejará adentrándose en el bosque oscuro del atardecer de los días.

Felices sueños